Banner

El mexicano Edgar Tamayo Arias fué ejecutado en Texas

PDFImprimirE-mail

Compartir

LIVINGSTON, TEXAS, 22 de enero DE 2011.- Tomado de Reportajes Mexicanos. El mexicano Édgar Tamayo Arias fue ejecutado este miércoles en Texas con una inyección letal, a pesar de los intentos diplomáticos y judiciales de última hora que intentaban evitar su muerte.
La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó suspender la ejecución Tamayo, tras desechar una apelación de última hora interpuesta por su defensa legal.
El recurso fue presentado minutos antes de las 18:00 horas, cuando estaba programada la ejecución, lo que retrasó por espacio de más de tres horas la aplicación de la sentencia del mexicano condenado a muerte por el asesinato de un policía en Houston, Texas, en 1994.
Tamayo Arias “fue ejecutado el día de hoy en Texas, la ejecución viola la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares y contraviene y contraviene el fallo de la Corte Internacional de Justicia dictado en el caso Avena”, lamentó la Secretaría de Relaciones Exteriores.
La cancillería pidió que las autoridades texanas tomen “medidas efectivas y evite que se ejecuten otras condenas en desacato del fallo Avena que dañen el régimen de asistencia y protección consular acordado entre países”. “El señor Tamayo será ejecutado esta noche, a pesar del hecho indiscutible de que su derecho a asistencia consular fue violado. Si hubiera tenido la ayuda del consulado mexicano en el momento del juicio, el señor Tamayo nunca hubiera sido sentenciado a muerte”, anunció previamente su defensa legal en un comunicado.
La defensa legal agradeció “al consulado de México y al gobierno de México por toda la ayuda y todo el apoyo que le dieron al Sr. Tamayo”.
La familia de Tamayo llegó a Estados Unidos el 12 de enero, con apoyo del gobierno de Morelos, de donde son originarios, y de la cancillería mexicana.
Tras la visita de sus hijas, Tamayo fue trasladado a la Unidad Carcelaria Walls en la comunidad de Huntsville, donde se ubica la cámara de la muerte, y donde recibió su última comida a las 14:00 horas.
Tamayo Arias estuvo privado de sus derechos consulares, en violación de la Convención de Viena, según un fallo de 2004 de la Corte Internacional de Justicia (CIJ).
La Convención de 1963, ratificada por 175 países incluido Estados Unidos, prevé que todo extranjero debe recibir asistencia de sus representantes consulares, tras ser informado de sus derechos.
Varias organizaciones de derechos humanos, incluida Amnistía Internacional (AI), denunciaron en las últimas horas una "violación vergonzosa del derecho internacional" tanto en este caso como en los de unos 50 mexicanos que se encuentran en el corredor de la muerte en Estados Unidos y que están protegidos por el fallo de la CIJ.
Los gobiernos estadounidense y mexicano también intentaron en vano detener la ejecución. Mientras que el Departamento de Estado pidió que se postergara la ejecución hasta que se comprobara si efectivamente Tamayo no había recibido asistencia consular, la Secretaría de Relaciones Exteriores reafirmó "su rechazo a la ejecución (...) en clara violación a las obligaciones internacionales de Estados Unidos".
La organización de derechos humanos Human Rights Watch ha señalado que la ejecución de Tamayo es una "aberración, un acto de barbarie" de las autoridades de Texas.
"Es importante que cualquier ciudadano detenido en cualquier parte del mundo (…) tenga oportunamente acceso a su consulado", dijo José Miguel Vivanco, director de HRW para las Américas.
La próxima ejecución programada es la de Ramiro Hernández, de 44 años, quien será llevado a la cámara de la muerte el 9 de abril, también en Texas.

Con información de Notimex, EFE y AFP